– Segundo –

No soy el número uno en nada pero si el mejor segundo en todo
porque cualquier segundo que pases conmigo será como esa foto
que siempre miras y recuerdas haciendo despertar sensaciones
a veces el frío y el misterio también hacen latir corazones.

Yo no robé nada simplemente llegué cuando ya estaba ocupado
ese corazón es para mi, ella es mi musa y la quiero a mi lado
eran como Romeo y Julieta mientras yo cada noche dormía solo
pero me bastó uno solo de mis segundos para ganarlo todo.

Jamás tuve religión ni me arrodillé en misa para pedir o rezar
pero ahora tú eres mi creencia y darte placer mi forma de orar
celebrando entre tus piernas el milagro de poder respirar
tu no querías ir al infierno y yo solo quería volver a pecar.

Escribo todo esto para poder leer y así averiguar donde fallé
pero no lo consigo y aumento mis deseos de volverlo a hacer
y es que ella no quería un final feliz y yo colecciono cicatrices
cuanta más lluvia caiga más fuertes tendrá el árbol sus raíces.

Anuncios